¿Son las pruebas de laboratorio inexactas el precio de la belleza?

Autor: Por Angela Ferguson, PhD / / Fecha: AGO.3.2017 // Fuente: CLN Daily (Desarrollado en las conferencias celebradas durante el encuentro anual AACC 2019)

Sin el conocimiento de muchos pacientes, el deseo de un cabello más grueso y uñas más fuertes podría estar comprometiendo la precisión de sus pruebas de laboratorio. Muchos métodos de inmunoensayo para una variedad de pruebas diferentes utilizan una interacción biotina-estreptavidina, y los insertos de los kits de análisis incluyen una advertencia sobre la ingestión de biotina que afecta los resultados.

Sin embargo, la popularidad de los suplementos nutricionales que contienen cientos de veces más biotina que la cantidad diaria recomendada y los nuevos usos terapéuticos de la biotina han convertido la interferencia de la biotina en un tema candente entre los laboratorios clínicos, los fabricantes de reactivos de diagnóstico in vitro y los médicos. En la sesión “Interferencia relacionada con la biotina con metodologías de inmunoensayo”, se examinó detalladamente esta creciente preocupación. Randal Schneider, PhD, discutió el papel de la biotina en los inmunoensayos, el efecto de altas concentraciones de biotina en diferentes métodos de inmunoensayo y la falta de estudios científicos rigurosos que examinen la interferencia de la biotina.

Después de años de sólo menciones esporádicas en la literatura, los comentarios y los informes de casos sobre este fenómeno han aumentado notablemente. Schneider atribuyó dos factores a este mayor interés. “Uno es una mayor conciencia del tema por parte de los médicos”, dijo Schneider. “La otra es que las personas consumen grandes dosis de biotina”.

Los anuncios de suplementos que prometen cabello, piel y uñas saludables son desenfrenados. Sin embargo, la mayoría de los médicos no son conscientes de que la biotina es un potencial interferente en las pruebas que ordenan. Además, los pacientes podrían no darse cuenta de que los suplementos que toman contienen biotina, y mucho menos concentraciones altas de esta vitamina del complejo B. En consecuencia, incluso cuando los médicos conocen el potencial de interferencia, a veces obtienen información incompleta de los pacientes.

La biotina no es solo un suplemento de venta libre. Algunos médicos prescriben altas concentraciones para afecciones que van desde la deficiencia de biotinidasa hasta la esclerosis múltiple. Sin embargo, si un médico diferente ordena pruebas de laboratorio sin saber sobre esta dosis alta de biotina prescripta, la situación está madura para obtener resultados mal interpretados.

La mayoría de los informes de casos se han centrado en las pruebas de hormona tiroidea comúnmente ordenadas, pero cualquier analito que se base en una interacción biotina-estreptavidina podría verse afectado. Los resultados de pruebas como la troponina cardíaca o la gonadotropina coriónica humana podrían tener graves consecuencias para la atención del paciente si no se detecta una interferencia de biotina.

¿Qué deben hacer los laboratorios clínicos? En la sesión, todos los asistentes que trabajaron en un entorno clínico dijeron que habían encontrado un caso de biotina que interfiere con el resultado de un paciente. Schneider recomendó que cada laboratorio trabaje con fabricantes de ensayos que puedan tener interferencia de biotina y pida recomendaciones tanto sobre la cantidad de biotina que podría causar una interferencia como sobre el tiempo que debe transcurrir entre la ingestión de biotina y las pruebas clínicas.

Los laboratoristas deben comprender cómo la biotina podría afectar sus ensayos, así como cualquier consecuencia clínica asociada. El formato del ensayo dicta el efecto que podría tener la interferencia de biotina: los ensayos competitivos muestran un aumento falso mientras que los ensayos no competitivos producen disminuciones falsas. Para cada analito, los laboratorios deben determinar si existe una interferencia y, de ser así, si es clínicamente relevante.

Un asistente, Raffick Bowen, compartió que su institución estaba agregando un comentario a todos los resultados de inmunoensayo que podrían verse afectados por la biotina. La discusión enérgica que siguió indicó que no hay una única solución que funcione en todas las situaciones.

Dado el número de ensayos potencialmente afectados y el rango de posibles efectos, la interferencia de biotina presenta una excelente oportunidad para que los laboratoristas trabajen con los médicos para asegurar resultados precisos de los pacientes. “Esta es una muy buena oportunidad para que los profesionales de laboratorio muestren cómo pueden ayudar con la atención al paciente”, dijo Schneider.