Nuevo Método de Detección de Anticuerpos SARS-CoV-2

Los virus pertenecientes a la familia de los coronavirus contiene cuatro proteínas estructurales, que incluyen la espiga (S), la envoltura (E), la membrana (M) y Proteínas de la nucleocápside (N). La proteína S regula la entrada viral en las células huésped uniéndose primero a un huésped receptor a través del dominio de unión al receptor (RBD) en la subunidad S1 y luego fusionando el virus y en la membrana del huésped a través de la subunidad S2.

El SARS-CoV-2 reconoce a ACE2 como su receptor, es un receptor de unión a la proteína S viral. Por lo tanto, es probable  definir el RBD que se une a la proteína S del SARS-CoV-2 como el  principal objetivo para el desarrollo de inhibidores de la unión del virus, anticuerpos neutralizantes y vacunas.

Este nuevo reactivo desarrollado por SNIBE, SARS-CoV-2 S-RBD IgG, está  recubierto con antígeno recombinante S-RBD para detectar anticuerpos de unión a RBD.

Estos anticuerpos neutralizantes son de gran importancia clínica porque nos ayuda a saber si en realidad el paciente desarrollo inmunidad, cabe resaltar que no todos los paciente puede desarrollar este tipo de anticuerpos neutralizantes, esta determinación va dirigida especialmente para aquellos laboratorios de banco de sangre que están preparando plasma para ser utilizado como tratamiento e incluso aquellos que estén en proceso de desarrollar alguna posible vacuna.

Hoy en día en la Argentina se está aplicando y evaluando cómo actúa  el plasma convaleciente como  tratamiento en pacientes con COVID 19 con la finalidad de disminuir la carga viral así mismo evitar que el paciente se complique e incluso pueda traer como consecuencia la muerte en aquellos pacientes considerados de riesgo.  Los anticuerpos neutralizantes del  virus son  utilizados para el desarrollo de posibles vacunas y a su vez  juegan un papel crucial en el control de la infección viral si son utilizados como tratamientos. La unión de RBD a sus respectivos receptores interfiere con la fusión de membrana mediada por S2 o entrada en la célula huésped, inhibiendo así las infecciones virales.

Los estudios mostraron que los anticuerpos dirigidos contra la subunidad S1 de la proteína de la punta del SARS-CoV-2 y específicamente al dominio de unión al receptor (RBD) dentro de la subunidad S1 se correlaciona fuertemente con neutralización de virus.

El nuevo reactivo SARS-CoV-2 S-RBD  IgG  según la información que comparte Snibe presenta una muy buena correlación con los Anticuerpos neutralizantes.