Nueva prueba para detección serológica de anticuerpos COVID-19 – Maglumi 2019-nCoV IgG / IgM

Anunciamos el lanzamiento en Argentina de la prueba de serología Maglumi 2019-nCoV IgG / IgM para la detección de anticuerpos al SARS-CoV-2 en personas que han sido expuestas al SARS-CoV-2 que causa la enfermedad COVID-19.

Las pruebas de anticuerpos son fundamentales para ayudar a identificar a las personas que han sido infectadas por el virus, especialmente aquellas que pudiendo haber sido infectadas no mostraron síntomas. Además, la prueba puede admitir la detección prioritaria de grupos de alto riesgo, como trabajadores de la salud, trabajadores del área alimentación (entre otras) que ya podrían haber desarrollado un cierto nivel de inmunidad y que así podrían  continuar con sus labores y/o regresar al trabajo. Día a día se sabe más sobre COVID-19, y el entender más sobre cómo actúa el sistema inmunitario podría ayudar a la sociedad a regresar más rápido a la normalidad.

Acerca del SARS-CoV-2 (coronavirus)

El nuevo coronavirus (2019-nCoV, nombre oficial SARS-CoV-2), que pertenece al género Beta-coronavirus, ha causado una epidemia de síndrome respiratorio agudo en la población humana a nivel mundial. Tiene una envoltura, sus partículas son redondas u ovaladas, a menudo polimórficas, y el diámetro es de 60 ~ 140 nm. Por alineación de secuencia génica, 2019-nCoV es aproximadamente un 79% similar al SARS-CoV y un 50% similar al MERS-CoV3. La investigación actual muestra que tiene más del 85% de homología con SARS de murciélago como el coronavirus (murciélago SL CoVZC45).

El virus que causa la COVID‑19 se transmite principalmente a través de las gotas pequeñas generadas cuando una persona infectada tose, estornuda o espira. Estas gotas quedan momentos suspendidas en el aire y luego caen sobre el suelo o las superficies. Una persona puede infectarse al inhalar el virus si están cerca de una persona con COVID‑19 o si, tras tocar una superficie contaminada, se toca los ojos, la nariz o la boca.

Sobre Maglumi 2019-nCoV IgG / IgM

Maglumi 2019-nCoV IgG e IgM son inmunoensayos para la detección cualitativa in vitro de anticuerpos para SARS-CoV-2 en suero y plasma humanos. La presentación es en kit por 100 determinaciones e incluye control y calibrador en el mismo kit. A partir de 10 uL de muestra, la prueba puede detectar anticuerpos contra el coronavirus, lo que podría indicar si una persona ha sido ya infectada y potencialmente desarrolló inmunidad al virus, y también puede ser utilizado junto con pruebas moleculares para ayudar en el diagnóstico de pacientes sospechosos de COVID-19

Profesionales de nuestro país pueden ejecutar la prueba en los analizadores de inmunoensayo totalmente automatizados Maglumi que están ampliamente disponibles en laboratorios de nuestro país. Estos analizadores pueden proporcionar resultados de 2019-nCoV en aproximadamente 30 minutos.

Se encuentran a disposición trabajos científicos sobre los resultados obtenidos con Maglumi 2019-nCoV IgG / IgM.

Otras pruebas vinculadas

El SARS-CoV-2 no solo conduce a COVID-2019 (enfermedad por coronavirus 2019), sino que también se presentan otros síntomas graves en los pacientes:

1.     Síndrome de tormenta de citoquinas: la mayoría de los pacientes han elevado el nivel de proteína C reactiva (PCR) y la procalcitonina es normal (PCT, que puede diferenciar la infección bacteriana). Los pacientes graves o críticos a menudo tienen factores inflamatorios elevados (IL-6, SAA). El síndrome de tormenta de citoquinas se debe a la respuesta inmune excesiva de las citoquinas, que marca el estado del paciente de leve a grave o gravemente enfermo. Los factores inflamatorios son esenciales en el monitoreo.

2.     Corazón y vasos sanguíneos: están presentes células miocárdicas degeneradas o necrosadas, es esencial evaluar el panel cardíaco (CK-MB, Troponina I, Mioglobina, hs-cTnI, H-FABP, NT-proBNP, BNP) para controlar el estado cardíaco Cambios con lesión cardíaca. En casos severos, el Dímero D aumenta y los linfocitos de sangre periférica disminuyen progresivamente.

3.     Lesión renal aguda: el SARS-CoV-2 ataca los riñones y produce niveles elevados de albúmina en la orina (Albumin,  Beta2-MG).