Incorporación de la medicina de precisión en la evaluación del riesgo de enfermedades cardiovasculares

Autor: Pratistha Ranjitkar , PhD, DABCC / / Fecha: AUG.5.2019 // Fuente: CLN Daily (Desarrollado en las conferencias celebradas durante el encuentro anual AACC 2019)

La enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ASCVD por sus siglas en inglés) es una de las causas principales de morbilidad y mortalidad en todo el mundo. En las últimas décadas, nuestra comprensión de los factores de riesgo y las formas de manejar los riesgos modificables a través de cambios en el estilo de vida o intervenciones terapéuticas ha disminuido significativamente la tasa de mortalidad. Además, las pautas de práctica clínica basadas en evidencia que rodean el manejo de ASCVD han proporcionado un marco para las decisiones clínicas y el apoyo a las mejores prácticas.


En noviembre de 2018, el American College of Cardiology (ACC) y la American Heart Association (AHA), junto con muchas organizaciones colaboradoras adicionales, publicaron nuevas pautas prácticas para controlar el colesterol en la sangre. Esta es una actualización de 5 años de las pautas publicadas en 2013. Las pautas de 2013 fueron controvertidas debido al énfasis en las estatinas como la única terapia sin definir objetivos de LDL-C. Esta recomendación también difiere de las pautas ATP III de décadas de antigüedad que usaban objetivos de LDL-C para la prevención y el tratamiento.


Además, la calculadora de riesgo de 10 años que utiliza la ecuación de cohorte agrupada fue muy criticada, ya que se pensaba que sobreestimaba el riesgo en ciertas poblaciones, lo que conducía al uso excesivo de estatinas.


Los asistentes a la sesión de hoy, “Medicina de precisión cardiovascular: el papel del laboratorio en el avance de la atención personalizada al paciente”, aprenderán sobre las características clave de las nuevas pautas, con un giro adicional de incorporar la medicina de precisión en la mezcla.


Muchas mejoras en las pautas de AHA / ACC son relevantes para los laboratoristas clínicos, y en la sesión, el orador Sridevi Devaraj, PhD, exploró en cómo pueden desempeñar un papel activo al incorporarlos en las modalidades de prueba actuales para el riesgo y la prevención cardiovascular.


Jin Cao, PhD, discutió cómo las nuevas pautas incluyen objetivos de tratamiento de LDL-C renovados en prevención primaria y secundaria y mucho más, incluido el uso de lípidos no en ayunas, nuevos cálculos de LDL-C y recomendaciones sobre la evaluación de factores que aumentan el riesgo en ciertas poblaciones de pacientes para ayudar a los médicos a decidir sobre el tratamiento con estatinas y sin estatinas.


Cao también explicó por qué el panel de lípidos estándar no es el único conjunto de parámetros de laboratorio a considerar. Las nuevas directrices incorporan factores de riesgo no tradicionales, como afecciones inflamatorias crónicas, enfermedad renal crónica, síndrome metabólico, preeclampsia y LDL-C persistentemente elevado, entre otros. Como tal, los parámetros de laboratorio que se pueden medir para determinar si se necesita una terapia hipolipemiante podrían incluir PCR, albúmina urinaria, creatinina, apolipoproteína y lipoproteína (a).


Entonces, ¿dónde cae la medicina de precisión en todo esto? Devaraja exploró cómo la medicina de precisión puede enfocarse en una enfermedad multifactorial compleja como la aterotrombosis , y cómo la medicina de precisión ofrece una nueva estrategia para el cuidado y manejo de pacientes que toma en cuenta las diferencias individuales en genética, ambiente y estilo de vida.


Los oradores enfatizaron cómo el laboratorio puede desempeñar un papel integral en la entrega de evaluaciones de riesgo individualizadas y opciones de tratamiento basadas en una serie de resultados de laboratorio, antecedentes familiares, hallazgos clínicos y / o estudios de imágenes. Y arrojaron luz sobre su visión del uso de un sistema EMR avanzado que puede combinar estos elementos y ayudar a los médicos no solo en el diagnóstico sino también en la toma de decisiones sobre el estilo de vida y la intervención terapéutica.