Descifrando ensayos de autoanticuerpos contra tiroglobulina y tiroglobulina

Autor: Sami Albeiroti / / Fecha: JUL.31.2018 // Fuente: CLN Daily (Desarrollado en las conferencias celebradas durante el encuentro anual AACC 2019)

El cáncer de tiroides es la neoplasia maligna más comúnmente diagnosticada del sistema endocrino, y afecta tres veces más a las mujeres que a los hombres. Después de la extracción de la tiroides, se mide rutinariamente la tiroglobulina (Tg), el principal precursor de las hormonas tiroideas. Los niveles detectables de Tg después de la tiroidectomía pueden sugerir la extirpación incompleta del tumor o la recurrencia del cáncer. No obstante, la medición de Tg, para decirlo simplemente, es compleja.

La complejidad surge de la variabilidad entre los ensayos y, lo más importante, el hecho de que hasta el 30% de los pacientes con cáncer de tiroides (y el 10% de la población general) tienen autoanticuerpos anti-Tg (TgAb) que potencialmente interfieren con los inmunoensayos de Tg, causando principalmente resultados falsos negativos. Como resultado, las pruebas de TgAb se han convertido en un compañero indispensable de las pruebas de Tg.

En una sesión científica, “Brechas en el conocimiento y las controversias que rodean la medición e interpretación de la tiroglobulina”, los expertos abordaron el desempeño de los ensayos de Tg, los ensayos de TgAb y ofrecieron información sobre cómo los laboratorios deben abordar la complejidad de las pruebas de Tg.

Durante los últimos años, una de las principales áreas de enfoque de Alicia Algeciras- Schimnich , PhD, oradora en la sesión, ha sido la evaluación de la utilidad clínica de los ensayos de Tg. Algeciras- Schimnich cree que existen algunos conceptos erróneos sobre el desempeño de los ensayos de Tg y ella cree firmemente en la necesidad de educar a los médicos y laboratorios sobre los beneficios y desventajas de las diversas metodologías disponibles.

“La introducción de los métodos basados ​​en la espectrometría de masas ha revelado las limitaciones de los ensayos actuales, incluidas las limitaciones de los métodos basados ​​en la espectrometría de masas”, dijo Algeciras- Schimnich . Explicó que comprender estas limitaciones es clave para proporcionar orientación a los médicos sobre el método más apropiado para utilizar en función del estado de TgAb del paciente.

Cuando se trata de la cuantificación de Tg en pacientes con TgAb positivo, Algeciras- Schimnich aclaró por qué realmente no existe un método perfecto. Cada metodología tiene limitaciones diferentes: si bien clínicamente algunos ensayos de Tg son más sensibles y menos específicos en presencia de TgAb, otros son más específicos y menos sensibles.

Los métodos basados ​​en la espectrometría de masas han ayudado a los laboratorios a superar muchos de los desafíos de las pruebas de Tg, ya que no son susceptibles a la interferencia de TgAb. Sin embargo, el límite de cuantificación de los métodos basados ​​en la espectrometría de masas debe mejorar para su implementación exitosa en la práctica clínica.

Esta sesión fue más allá de las pruebas de Tg para abordar el rendimiento analítico de los ensayos de TgAb. Joely Straseski , PhD ayudó a los asistentes a comprender las ventajas técnicas y los desafíos de las mediciones de TgAb que son útiles tanto para los médicos como para los laboratorios. Si bien existen múltiples métodos y ensayos comerciales disponibles para medir TgAb, Straseski cree que las comparaciones entre ellos no son ideales. Ella enfatizó la necesidad de comprender qué prueba es la más adecuada para situaciones clínicas específicas y ofreció estrategias para interpretar resultados confusos.