Aplicación de los Analizadores Bioquímicos en COVID-19

El brote actual de COVID-19, es una nueva enfermedad peligrosa por coronavirus causada por el virus SARS-CoV-2. A medida que la epidemia mundial evoluciona rápidamente, los trabajadores de la salud en todo el mundo corren contra el tiempo para responder al brote.

En Bernardo Lew e Hijos SRL, nos sumamos a la lucha contra el Coronavirus aportando herramientas que ayudan a los profesionales en el tratamiento y seguimiento del paciente infectado.

Los pacientes afectados por el Covid-19 se clasifican de acuerdo a características clínicas y a parámetros respiratorios de la siguiente manera:

  1. Síntomas leves: Los síntomas clínicos son leves y no hay signos de neumonía en las imágenes.
  2. Síntomas medios: El paciente tiene fiebre, síntomas respiratorios y manifestaciones radiográficas de neumonía.
  3. Síntomas severos, con cualquiera de las siguientes:

a. Insuficiencia respiratoria, RR ≥30/min;
b. Saturación de oxígeno (SO2) ≤ 93%;
c. Índice de oxigenación (PO2/FiO2) ≤ 300mmHg;

4. Síntomas muy severos, con cualquiera de las siguientes:

a. Falla respiratoria, que requiere ventilación mecánica
b. Coma
c. Combinado con otra falla de otro órgano requiere unidad de cuidados intensivos.

A partir de los cuadros severos los pacientes deben ser monitoreados para seguir la evolución de la enfermedad y poder tratarlos adecuadamente. Es decir, que la medición de los parámetros sanguíneos de PO2 , SO2 , e Índice de oxigenación es fundamental, y los resultados rápidos que aporta el analizador Edan i15 sumado a su portabilidad, representan una herramienta diferencial en urgencias y cuidados intensivos.

Además mide Ácido láctico, que se acumula cuando el cuerpo se ve severamente privado de oxígeno. El shock séptico, la insuficiencia respiratoria, la insuficiencia circulatoria pueden causar hipoxia, que eleva el ácido láctico y alerta a los médicos que una de estos problemas acontece en el paciente.

Los exámenes de laboratorio en pacientes con COVID-19 muestran que en la etapa
temprana de la infección, el número total de Glóbulos Blancos (WBC) en la sangre resulta ser normal o inferior a la normal, con un recuento de linfocitos bajo.
La mayoría de los pacientes muestran una Proteína C Reactiva (CRP) elevada, con valores normales de Procalcitonina (PCT).

Los valores de WBC y PCR se elevan exactamente en línea con el desarrollo de la enfermedad y detectar esto puede resultar muy útil en el seguimiento y tratamiento de pacientes con COVID-19.

El día 13 de infección se produce el pico de Glóbulos Blancos y neutrófilos, junto a la PCR, acompañando a la evolución de los síntomas y la agudización de la dificultad respiratoria.

Podemos observar entonces como el hemograma completo, sumado a la prueba de PCR cuantitativa, son herramientas de gran ayuda para el seguimiento, tratamiento y pronóstico de los pacientes con Covid-19.

Los pacientes afectados severamente por la enfermedad pueden presentar complicaciones en diferentes órganos, y de manera sistémica con gran riesgo de vida. Por eso los médicos necesitan monitorear constantemente marcadores bioquímicos que alertan sobre esas complicaciones.
Fundamentalmente las complicaciones no respiratorias, son de origen cardíaco, renal, hepático y de la coagulación (sistémicos).
Los analizadores Wondfo, Finecare FIA Meter II y Finecare FIA Meter Plus cuentan con una paleta completa para evaluar la función cardíaca, renal y sistémicos.

El analizador OCG-102 evalúa la hemostasia y el adecuado equilibrio de las vías intrínseca y extrínseca de la coagulación a través de los parámetros TP, APTT, Fibrinogeno, Tiempo de Trombina, y ACT. Es también un equipo POCT muy pequeño y liviano, fácil de transportar, con la posibilidad de realizar las pruebas en sangre entera, por personal de la salud de todas las áreas, no solo de Laboratorio.